Romería de El Cuervo de Sevilla

Historia de la Romería

Reseña histórica de la Virgen del Rosario

Antes de adetrarnos en la historia del surgir de la Romería de El Cuervo, es conveniente hacer un preámbulo relativo a la Virgen del Rosario.
Las primeras referencias en la localidad se remontan aproximadamente al año 1921. Yendo hacia Sevilla desde Jerez de la Frontera, el Marqués de Salobral tuvo un accidente que provocó el vuelco de su coche. Un incidente, de causas desconocidas, que provocó que el vehículo fuera a parar sobre la pared de una finca propiedad de D. Francisco Pacheco Gutiérrez, nacido en Cantabria, pero afincado en Lebrija. El accidente aparatoso no causó graves daños al Marqués ni a su familia.

Como venían rezando el Santo Rosario, no dudaron ni un instante que sentir que la Virgen los había salvado de un desastre. Ante esto, realizaron las pesquisas oportunas para conocer los detalles del dueño de la finca, ponerse en contacto y suplicarle que les permitiera realizar algo en la finca en honor a la Virgen del Rosario. Dado lo profundamente católico que era D. Francisco Pacheco, no dudó ni por un momento en autorizarlos para que hiciesen lo que mejor consideraran.

El señor Marqués colocó una hornacina en la pared y sobre ella depositó una preciosa imagen de la Virgen del Rosario, que por desgracia desapareció por causa de un incendio. Sobre este incidente de cómo salió ardiendo la imagen de la Virgen del Rosario que había en la hornacina, existen dos versiones: por un lado cuentan que con las velas y por otro que fue una persona que no estaba en su sano juicio. 

Este incidente provocó que se colocara un azulejo de la Virgen que persiste en nuestros días. Un azulejo situado en el margen izquierdo de la carretera N-IV (dirección a Jerez de la Frontera) donde manos piadosas de El Cuervo alumbran con dos faroles y adornan con flores a su Patrona Ntra. Sra. del Rosario.
El texto del azulejo dice lo siguiente:

En testimonio de amor y desagravio se colocó este azulejo en sustitución de la imagen que aquí veneraba y que fue vilmente quemada el 6 de noviembre de 1932.

A Nuestra Señora del Rosario

Testimonio de gratitud de los  marqueses de

Santoral y su hijo Lorenzo.

25 de abril-Año 1921

Los datos sobre la imagen actual de la Virgen del Rosario los hemos rescatado de las vivencias de Dª Manuela Gil Pacheco, ya que fue su madre, Dª Rosario Pacheco Ruiz, quien la compró para la Parroquia de San José.
Llegó a la localidad de El Cuervo a principio de los años 40, sobre 1943 o 1944, procedente del convento de Concepcionistas de Arcos de la Frontera. En sus manos portaba un Niño que no era el originario de la imagen, puesto que es mucho más antiguo. Al parecer en aquellos años de pobreza, las monjas tenían permiso para poder vender muchas de las imágenes por separado, era una manera de obtener ingresos y poder seguir subsistiendo.

La Hermandad tiene algunos apuntes históricos sobre la imagen de la Stma. Virgen del Rosario que han sido rescatados del libro del cronista oficial de Arcos de la Frontera, D. Manuel Pérez Regordán.

Las primeras noticias sobre la Virgen del Rosario en el Convento de las Concepcionistas de Arcos de la Frontera se relacionan con la Madre Sor Josefa de Jesús y Fuentes. Esta monja era oriunda de Marchena y había sido dama de la Duquesa de Arcos. Sor Josefa era muy devota de la Virgen del Rosario en cuyo obsequio se gastaba la asignación que tenía. Esta imagen ya obraba el propio Convento de las Concepcionistas.

La madre Sor Josefa murió el 14 de agosto de 1735, por lo que podemos deducir que la veneración a la imagen de la Virgen en el convento era anterior a esa fecha. Con posterioridad, este mismo libro oficial de crónicas de Arcos se relata otras referencias sobre la imagen de la Virgen en el convento de monjas Concepcionistas de dicha localidad.

El 12 de enero de 1739 la madre Sor Luisa de San Juan Evangelista y Maldonado fue nombrada prelada por un periodo tres años. Durante ese tiempo emplazó a la Virgen del Rosario en la silla que por prelada le correspondía. En el instante en el que ocupó este cargo en el convento, la madre Sor Luisa dispuso en ella sus cuidados y confianza. Según relata el cronista, en el transcurso de su mandato la madre Sor Luisa padeció de parlesía, una parálisis que le afectaba al entendimiento.

Al parecer el convento resplandecía cual paraíso, realizándose reformas pendientes que contribuyeron a que aumentara la devoción hacia la Virgen del Rosario, que desde entonces ostentaba el báculo correspondiente a la prelada del convento. Es pues esta imagen de la Virgen del Rosario la que actualmente se encuentra en nuestra Parroquia de San José y que, como indicamos supra, fue comprada por Dª Rosario Pacheco Ruiz.

La Virgen del Rosario procesiona tres veces al año por las calles de El Cuervo de Sevilla: en su recorrido procesional del Viernes Santo, en la Romería y con motivo de su onomástica, el 7 de octubre.

En cuanto a la carreta que porta a la Virgen, en los más de cincuenta ediciones de la Romería ha tenido numerosos cambios. Cambios que también se produjeron en el atuendo que ha lucido la imagen de la Virgen del Rosario en su salida en Romería

Durante los años 60 y 70 del siglo XX era una tradición sentar a los menores a los pies de la Virgen, en su carreta, para fotografiarlos. Esta tradición fotográfica forma parte de la reciente historia de muchas familias. En la actualidad, este acto de fotografiarse con la Virgen ya no se realiza porque, en cuanto llega al recinto, la Patrona se traslada a su lugar en el altar de la Ermita.

Años 60: Los comienzos

La Romería surge como en muchos pueblos de un grupo de amigos que se unen y organizan la actividad festiva. La primera se formalizó en mayo de 1960. Entre esos amigos se encontraba Francisco Trujillo, el alcalde de entonces, Don Francisco el cura, Antonio Gómez “El Piro” y su mujer Agustina Díaz.

Las primeras romerías se llevaron a cabo en la Dehesa Baja, la más cercana a la laguna de Los Tollos. Pocos años después se trasladaría a los eucaliptos del Cortijo de la Sierra y de allí al actual espacio ubicado en el parque Rocío de la Cámara.

En aquella primera romería se portaba un estandarte de una Virgen María Auxiliadora que se llevaba en caballo, por lo que no salió Ntra. Señora del Rosario. Esa imagen de María Auxiliadora provenía de Jerez de la Frontera y la trajo Francisco Trujillo, alcalde pedáneo en esa época.

El segundo año realizó el traslado de la Virgen Juan el de Catana, conocido como “Juanillo Jarana”, un hombre que entendía de mulas y portó a la Virgen en una carreta tirada por mulos. La carreta se preparaba en principio con flores de papel y pocos años después se puso un techo de  tela de encajes. Una carreta que era "encalá" integramente para que hasta las ruedas lucieran bien con el color blanco.

El recorrido comenzaba desde la Iglesia e iba a las tierras de la Dehesa Baja. Las primeras romerías tenían un carácter familiar, con la salida que se realizaba por la mañana, la posterior misa y el regreso al atardecer.

Había romeros que iban a caballo, en mulas o incluso en motos y bicicletas. Cada familia cogía su lentisco cuando llegaba al lugar y pasaba la jornada en compañía de los suyos, en plena acto de convivencia.

La comitiva estaba conformada por las autoridades locales más representativas: Alcalde, cura-párroco, el médico y la Guardia Civil.

Uno de los fundadores de la Romería y que, según los datos que se han recabado, podríamos considerar como el "padre” de la misma, fue Francisco Trujillo Toro, quien fuera Alcalde pedáneo de la localidad a finales de los años 50 y principios de los 60 del siglo XX.
La familia Trujillo llegó a El Cuervo en el año 1958. Don Epifanio Machuca, Alcalde de Lebrija, nombra alcalde pedáneo de El Cuervo a Francisco Trujillo, que por aquel entonces abre una bodega en Santa Inés.

Trujillo fue antiguo alumno salesiano y por ello era devoto de Mª Auxiliadora. Teniendo en cuenta que el 24 de mayo es el día de Mª Auxiliadora, creyó conveniente hacerle una romería. En su casa se reunió con "El Piro", dos hermanos, propietarios de la antigua fábrica de ladrillos, "El Quirri", Jeromo, Miguel Ruiz, Manolo Páez, Domingo Galán, Manolo "El ditero", Paquito de Santa Inés (anterior alcalde) y de este encuentro se tomó la decisión de crear la Romería. Al no ser el día de celebración de la Virgen del Rosario, Francisco Trujillo trajo una imagen de Mª Auxiliadora con la que se hizo la primera romería. Ya con posterioridad, la Romería se realiza en honor a la Virgen del Rosario.

Como apunte histórico, hay que comentar que la imagen de Mª Auxiliadora procede del Colegio Mundo Nuevo de Jerez. Incluso, en la primera Semana Santa en la que salió el Cristo del Amor y del Amparo, trajo varas de mando de la Hermandad de la Amargura de Jerez.

La carreta se cree que procedía del Cortijo de la Sierra. Por aquel entonces el Cura era Don Francisco Bejines, que oficiaba misa en este Cortijo. A través de sus diligencias se consiguió la carreta para la Virgen. La Romería se realizó al lado de la laguna de Los Tollos, una laguna que por entonces solía estar repleta de agua por lo que, al segundo o tercer año, se trajeron barcas para dar vueltas de ocio por la laguna. Se oficiaba una misa de campaña y a continuación se iba cada uno a su sitio hasta por la tarde que se regresaba a la Parroquia.

La primera romería se realizó el domingo más cercano al 24 de mayo, día de Mª Auxiliadora, de ahí que en la actualidad se mantenga la tradición de celebrarla el último domingo del mes de mayo.

 

Años 70: La consolidación

El Primer Hermano Mayor que tuvo la Hermandad fue José Caro Barragán "El Quirri”, aunque no de manera oficial al no haberse realizado elecciones a la Junta de Gobierno. Las primeras noticias de la constitución de la Hermandad datan de 1973, año en el que se presentaron las primeras Reglas ante el Arzobispado de Sevilla.

El siguiente Hermano Mayor fue Andrés Echevarría Velázquez, que toma el relevo de José y compone una Junta de Gobierno con el mismo José "El Quirri”, Francisco y Antonio "El Piro".

Virgen del Rosario, Patrona

Para todos los cuerveños la Virgen del Rosario ha sido siempre su Patrona, pero no es hasta este año 2010 cuando se consigue oficialmente el nombramiento por parte del Arzobispado de Sevilla.

Gracias a las gestiones realizadas por la Junta de Gobierno actual, con Miguel Ángel Ramírez Bellido a la cabeza y sobre todo con la colaboración de vecinos y vecinas del municipio y la aportación de asociaciones e instituciones se pudo realizar este gran logro para la Hermandad y Cofradía del Santísimo Cristo del Amor y del Amparo y de La Santísima Virgen del Rosario.

Las más de mil firmas recogidas, el apoyo de los grupos políticos, las asociaciones de vecinos, las asociaciones culturales y deportivas, las AMPAS de los centros educativos y la movilización de los cuerveños y cuerveñas propició el poder conseguir lo que todos deseábamos: que la Santísima Virgen del Rosario fuera la Patrona de nuestro pueblo.

El nombramiento como Patrona de la Santísima Virgen del Rosario tiene su comienzo el día 17 de septiembre de 2009, cuando en sesión plenaria del Ayuntamiento de El Cuervo se aprueba por unanimidad el nombramiento por parte de las autoridades locales, así como el nombramiento de Alcaldesa Honorífica de la ciudad de El Cuervo.

La Junta de Gobierno que consiguió este hito fue elegida en las elecciones celebradas el 10 de febrero de 2008, y la componían:

  • Hermano Mayor: Miguel Ángel Ramírez Bellido Conciliario o 2º Hermano Mayor: Silvestre Castells Tascón Mayordomo: Francisco Mata Alonso
  • Secretario: Abrahán Pan Gómez, Prioste: José Manuel Gómez Arriaza,
  • Diputado Mayor de Gobierno: Juan Amarrillo García
  • Fiscal: Bartolomé Caro Fernández
  • Promotor de Cultos: Francisco Orellana González
  • Diputada de Caridad: Mª José Castells Tascón
  • 1ª Vocal: Mª Jesús Romero Jiménez
  • 2ª Vocal: Carolina Falcón Jiménez
  • 3º Vocal: David Pan Piñero
  • 4º Vocal: José Antonio García Cárdenas
  • 5º Vocal: Iván Zambrano Agüera
Decreto del Arzobispado de Sevilla para Aprobar la elección de Nuestra Señora la Virgen del Rosario como Patrona de la villa de El Cuervo